Padres no provoquéis a ira a vuestros hijos

Padres no provoquéis a ira a vuestros hijos.

Como padres cuantos hemos pensado seriamente en este versículo, para muchos padres esto nos es un mandamiento pero lo es, nosotros como padres pensamos que to lo que hacemos es para el bien de nuestros hijos y que nuestra aciones como padre nunca puede ser cuestionada, algunos jamas piensan que ellos o lo que ello puedan hacer desesperen o sean la causa de ira en sus hijos, porque como padre sus aciones y sus dichos no cuestionan.

Pero si esto fuera cierto Pablo no tuviera que mandarnos a no hacerlo. Esto es un mandamiento al los padres

Efesios 6:4 b. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

El pensamiento empieza “como hijos amados” esto es que tanto los hijos y los padres son hijos amados por nuestro padre celestial.

No reparamos en esto porque no vemos a nuestros hijos como a nuestros hermanos en Cristo.

La mayoría del tiempo lo que los lleva a ira es en la manera que le hablamos y la palabras que le decimos.

Proverbios 15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
La blanda respuesta quita la ira;

Mas la palabra áspera hace subir el furor.

La lengua de los sabios adornará la sabiduría;Mas la boca de los necios hablará sandeces.

Antes de decirle algo a tus hijos piensa que les vas a decir y como se lo dices, cuidados de no ofender con palabras vanas.

Diciéndole que es necio, estupido o comparándolo con otro, porque no puedes ser como fulano.

Muchos padres le hablan a sus hijos de manera que no le hablarían a otra persono porque saben que lo despiden de sus trabajos o alguien le entraría a golpes.

Muchos con facilidad pierden los estribos con sus hijos porque piensan que tienen licencia para hacerlo o sacan sus frustraciones con sus hijos.

En consejería con padres e hijos un padre de un hijo rebelde me lo trae para que yo le de consejería en el hablar con el joven la que nesecitas consejería es la madre el joven expresa como la madre se comporta en la casa diciendo aquí en la iglesia es espiritual pero el casa es gritos y ofensas, en la mente de el joven su madre es una hipócrita. Esto es una inconsistencia en la crianza de los hijos.

Pero el perder el control y ofender demuestra una falta de madures y fruto de el espíritu.

La mayoría del tiempo los padres están demostrando que no tienen autoridad cuando tienen que usar la gritería y amenaza para controlar a sus hijos.

Efesios 4:31-32Reina-Valera 1960 (RVR1960)

31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

La segunda parte de este mandamiento es “sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.”

La disciplina no siempre es golpes y castigo la palabra Disciplina denota una crianza completa una educación completa moral incluye castigo y coerción.

Proverbios 22:15Reina-Valera 1960 (RVR1960)

15 La necedad está ligada en el corazón del muchacho;
Mas la vara de la corrección la alejará de él.

La corrección es corregir lo que esta torcido como un chiropractico manipula la columna de una persona.

Pero también incluye la instrucción que es la demostración de como se hace las cosas. Muchos padre se las pasan diciendo te lo he dicho pero pocos lo demuestran la educación no solo es de dichos sino de ejemplos los padres que no hacen lo que les dicen a sus hijos están mandando un mensaje mas claro que lo que dicen.

Mirando atrás mucho de lo que hacemos o hicimos como padres obro para bien y nuestros hijos hoy son buenos adultos pero no quiere decir que esto esta bien el los ojos de nuestro padre celestial.

Si tu escuchas a tus hijos decir que no quieren criar a sus hijos de la misma manera que tu los criaste a lo mejor es tiempo de pedirle perdón a sus hijos y arrepentirse por algunas cosas.

Los sueños de los padres
Otros desesperan a sus hijos tratando de que logren lo que ellos nunca pudieron lograr, una cosa es luchar para que nuestros hijos se eduquen y sean de provecho y otra cosa es que le empegamos o de tener unas expectativas egoístas para nuestros hijos.

El padre que no pudo ir o terminar su carrera ahora quiere que unos de sus hijos la termine por el, o demandando que estudie una carrera que su hijo o hija no tienen la capacidad o aptitud para lograr.

Los hijos que tratan de vivir los sueños de los padres terminan frustrados y resentidos con sus padres.

Proverbios 22:6Reina-Valera 1960 (RVR1960)

6 Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

El encaminar a nuestros hijos es mucho mas de lo moral y espiritual, es en lo que es mejor para el no para nosotros.

Es conocer sus fortalezas y debilidades y ayudarlos a que aprendan a usar su fortalezas que son sus dones y habilidades naturales.

Todo joven no nació para ser medico o abogado ni tampoco ingeniero.

Cuantos jóvenes tratan de correr las careras de sus padres para terminar derrotados.

Encamina a tus hijos en sus camino no los tuyos, encaminarlos para que logren lo que Dios ha preparado para ellos desde antes de la fundación del mundo para que caminen en ellas.

Las comparaciones
Padres que comparan a sus hijos con sus hermanos o con otros porque no ellos no son iguales, cada persona tiene su propia personalidad y esa es la manera que Dios los hizo, ademas esta la personalidad de cada padre en sus hijos, y la costumbres de los padres que sus hijos aprenden esto trabaja para formar a la persona como es.

El ser comparado causa frustración y resentimiento en la persona porque le esta diciendo que no es lo suficiente para que lo valores y viven en la sombra de otro que resplandece mas.

Evita las comparaciones busca lo bueno en cada uno de tus hijos y celebra las virtudes lo que sea pecado corrígelo individualmente para que sean como Cristo y no como otro.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario